lunes, 18 de octubre de 2010

España eliminará una veintena de paraísos fiscales de su lista negra

Los paraísos fiscales están moviendo ficha ante la presión internacional. El Ministerio de Economía y Hacienda ya ha firmado o está negociando acuerdos fiscales con 20 territorios off-shore, lo que supondrá que estos países desaparezcan de la lista española de paraísos fiscales que se estableció en 1991.

España incluyó 48 países en su lista de paraísos fiscales y, de éstos, una veintena está negociando actualmente o ya ha firmado con Hacienda acuerdos de intercambio de información o convenios de doble imposición, informaron a CincoDías fuentes del Ministerio de Economía. Se trata de un hecho excepcional. Nunca antes tantos países y menos en un espacio tan corto de tiempo habían llamado a las puertas del Gobierno para alcanzar pactos fiscales.
El director de la Agencia Tributaria, Juan Manuel López Carbajo, señaló a este periódico que "ello demuestra que la presión internacional para erradicar los paraísos fiscales empieza a surtir efecto". De momento, España ya ha rubricado acuerdos que incluyen las recomendaciones de la OCDE en intercambio de información fiscal con Trinidad y Tobago, Barbados, Luxemburgo, Andorra o Panamá, países que formaban parte de la lista de paraísos fiscales. Y en una plazo relativamente breve se podrían unir a estos territorios Andorra, Bahamas, Bahrein, Barbados, Bermudas, Chipre, Gibraltar, Guernesey y Jersey, Hong Kong, Islas Caimán, Isla de Man, Jordania, Omán, San Marino o Singapur.
El hecho de aparecer en la lista de paraísos fiscales supone un importante hándicap para las empresas y contribuyentes españoles que invierten o realizan negocios en esos países ya que no pueden aplicar los beneficios fiscales que contempla la legislación en el impuesto sobres sociedades o en el IRPF.
En este sentido, el convenio de doble imposición firmado con Panamá supone un acicate para las empresas españolas con intereses económicos en el país centroamericano. Sacyr, por ejemplo, participa en la titánica obra para ampliar el canal de Panamá y recibió con alivio el acuerdo alcanzado por ambos países.
Hong Kong, puerta de entrada de China
En este sentido, el posible acuerdo entre Hong Kong -que es una de las principales puertas de entrada al mercado chino- podría resultar altamente positivo para las compañías españolas. Entre las negociaciones que se prevén más problemáticas, Carbajo reconoce que será difícil alcanzar un pacto con Gibraltar, territorio que fuentes internas de la Agencia Tributaria consideran el "gran agujero negro" de Hacienda. El no reconocimiento por parte de España de la soberanía inglesa sobre el Peñón dificulta el alcance de acuerdos.
En cualquier caso, los acuerdos fiscales no implican que el Gobierno tendrá información de todos los españoles con cuentas en, por ejemplo, Andorra, que seguirá manteniendo el secreto bancario. Sin embargo, cuando existan indicios de fraude fiscal, la banca andorrana estará obligado a facilitar información si la Agencia Tributaria lo reclama.

La débil apertura de Suiza

El director de la Agencia Tributaria recuerda que España y Suiza ya firmaron recientemente un protocolo que incorpora el efectivo intercambio de información fiscal. Sin embargo, falta que Suiza lo incluya en su normativa interna, un proceso largo que, incluso, puede requerir la convocatoria de referéndum. Juan Manuel López Carbajo apunta que si el protocolo ya se estuviera aplicando, la Agencia Tributaria hubiera tenido acceso de forma oficial a los datos de los 1.000 contribuyentes con cuentas en la filial Suiza de HSBC que Hacienda investiga. España obtuvo esos datos gracias al robo de archivos que sufrió HSBC por parte de un ex empleado.

La presión internacional culmina con 567 pactos fiscales

Cuando los Gobiernos de medio mundo empezaron a comprobar al inicio de la crisis económica que sus ingresos caían en picado a la par que aumentaban sus gastos, alzaron la voz contra los paraísos fiscales, lugares creados para que los contribuyentes puedan guardar su dinero lejos de la mirada siempre indiscreta de Hacienda.
Desde entonces, en todas las cumbres del G-20 -la reunión de los países más industrializados junto a otros en vías de desarrollo- los paraísos fiscales se han convertido en el centro de todas las críticas. La presión ejercida sobre los territorios off-shore ha provocado que desde la cumbre de Washington (noviembre de 2008) hasta hoy se hayan firmado 567 convenios de doble imposición, más de los rubricados en los últimos cinco años.
El director de la Agencia Tributaria, Juan Manuel López Carbajo -que el pasado septiembre participó en el Foro de la OCDE sobre Administración Tributaria- valora que la lucha contra los paraísos fiscales centre buena parte de los esfuerzos de estas reuniones. En la última cumbre celebrada en Estambul se "acordó agilizar los intercambios de información y fomentar la cooperación entre las distintas agencias tributarias".
En esta línea, Carbajo destaca la puesta en marcha a nivel europeo del Programa Eurofisc, un proyecto que se impulsó desde España y que, si funciona, debería posibilitar el intercambio en tiempo real de información fiscal entre las administraciones tributarias de los Estados miembro.
EE UU se pone serio
Carbajo destaca la importancia de que el Foro de la OCDE sobre Administración Tributaria esté presidido por Estados Unidos, la primera potencia del mundo. Y confía que ello suponga una presión extra para que los paraísos fiscales renuncien a su sempiterna opacidad.
Fuente: cincodias.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario