miércoles, 10 de noviembre de 2010

Hacienda ha dado órdenes de retrasar las devoluciones del IVA por el déficit

La falta de liquidez en las arcas públicas y la necesidad de contener el déficit provocado por la caída de ingresos da lugar a situaciones de todo tipo con el fin de retrasar lo más posible los abonos de Hacienda a los contribuyentes.

En concreto, y según ha podido saber elEconomista, existe una directriz de carácter interno que tiene por objeto retrasar lo más posible las devoluciones del IVA a empresarios y profesionales.
Esta directriz, tomada como una solución urgente y por supuesto, a puerta cerrada, puede acabar de hundir a miles de pequeñas y medianas empresas, de negocios de autónomos y de micropymes, ya suficientemente castigadas durante esta crisis y víctimas de la caída del consumo y la falta de liquidez.
La circular explica a funcionarios de la Agencia Tributaria que las solicitudes de devoluciones más cuantiosas deben revisarse a fondo, de forma que al contribuyente se le exige todo tipo de documentación para acreditar que la cantidad solicitada es la que le corresponde. Eso, cuando no entra directamente la Inspección para hacer las comprobaciones.
La situación ha llegado a tal extremo, con retrasos de dos ejercicios en muchos casos, que muchos contribuyentes renuncian a la devolución y se contentan con compensar el IVA repercutido a clientes y proveedores en liquidaciones posteriores.

5.000 millones

El hecho se refleja en los datos de los ingresos tributarios hasta el mes de septiembre. El aumento acumulado de ingresos por el IVA ha sido de un 57,1%. A este incremento ha contribuido, además de la subida de los tipos general y reducido del tributo, en un 42% la reducción de las devoluciones del ejercicio 2009, lo que supone en lo que va de año 5.000 millones de euros y sólo en el mes de septiembre, 140 millones. Con respecto al mismo periodo de 2009 (enero-septiembre), la reducción de las devoluciones ha sido de un 35,4%, según la propia Agencia Tributaria.
Una de las razones que han influido en la disminución de esas devoluciones, aunque en menor medida, es el efecto producido por el cambio de normativa que se produjo el año pasado, por el cual los contribuyentes pueden optar por la devolución mensual del IVA. Se ha producido el llamado "efecto escalón", pues Hacienda comenzó a devolver el impuesto de una manera mucho más rápida. Un año después, ha pasado el efecto de la rapidez, por lo que ahora se devuelve menos. Hasta agosto, las devoluciones de IVA mensual habían disminuido un 14,1% respecto al mismo periodo del año anterior.
Otro elemento que ha contribuido a esta bajada ha sido, según el director de la Agencia Tributaria, Juan Manuel López Carbajo, que los contribuyentes han pedido menos importes. La Agencia atribuye gran parte de la caída del 60,4% de las devoluciones del IVA anual de 2009 a que se ha solicitado menos dinero a devolver.
Hay además otro punto que ha influido en el aumento espectacular de la recaudación por IVA: los mayores ingresos por aplazamientos y actuaciones de control, que han supuesto 750 millones de euros. Sobre los aplazamientos, 2009 batió el récord en cuanto a concesiones. En los 10 primeros meses, los aplazamientos del pago de impuestos habían aumentado un 70 por ciento en relación al mismo periodo de 2008. Casi un millón y medio de contribuyentes se acogieron a esta modalidad con un coste por la demora que es el 7 por ciento de la misma.
El IVA es el impuesto donde más aplazamientos de pago se conceden en tiempos normales y, lógicamente, más en tiempos de crisis. Varios inspectores han comentado a este diario que han constatado que este año "se está cerrando el grifo" ante la avalancha de peticiones y ahora se permiten con cuentagotas. Sin embargo, no hay datos oficiales de la reducción en el número de aplazamientos en ningún impuesto.
Fuente: eleconomista.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario